Aplicando Kanban con Trello – Seguimiento a mis objetivos segunda parte

Aplicando Kanban con Trello – Seguimiento a mis objetivos segunda parte

Como Ingeniera en Sistemas he estado en contacto con distintas metodologías ágiles (metodologías para desarrollo de proyectos). Éstos tienen la finalidad de que el desarrollo sea más rápido, eficiente y reducir recursos. Existen distintos tipos de metodologías ágiles como lo son SCRUM, Extreme Programming, Kanban , entre otras.

Hoy te voy a platicar de Kanban, y los beneficios que he aprendido al estarlo implementando.

Metodología Kanban. Si no has leído mi artículo anterior te lo dejo aquí “Seguimiento a mis metas: Parte 1”

¿Qué es Kanban?

Kanban es una metodología basada en tarjetas. Consiste en ir poniendo las actividades a realizar en notas o tarjetas en un tablero que está divido en “estados” y las tarjetas según sea su avance se deben ir moviendo.

Una clasificación básica de estados en el tablero son:

  • Por hacer: Aquí es el estado inicial de todas las actividades. Es donde se ponen en pila todo lo que se va a desarrollar.
  • Haciendo: Como el nombre lo dice, cuando ya te encuentras realizando una actividad se debe mover la tarjeta del estado anterior a éste.
  • Hecho: Éste es el último estado de la actividad. Da por terminado su ejecución. Quiero decir que para este paso debes haber comprobado que tu actividad se haya realizado correctamente y así poder concluirlo satisfactoriamente.

Claro, que como según sean tus actividades, puedes llegar a tener más estados. El objetivo es ir moviendo las tarjetas según el avance que lleves.

¿Cuál es la ventaja de usar Kanban?

Éstas son algunas de las ventajas que en lo personal he podido experimentar:

  • Visualización completa del desarrollo: Antes hacía una lista interminable de las cosas que debía hacer y las iba tachando cuando por fin las terminaba pero no podía ir midiendo mi avance. En otras ocasiones, no solo no podía medir mis avances sino que hacía muchas actividades a la vez pero al final no lograba completar todas, me saturaba de actividades.  De ésta forma he podido eliminar los cuellos de botella.
  • Mejora continua: Como las demás metodologías ágiles, ésta te ayuda a tener siempre presente la mejora continua. Al ir terminando las actividades, vas agregándole valor a tu proyecto con actividades que ya has validado y probado que funcionen correctamente.

Realizar esta metodología de forma “física” fue para mí un caos, porque lo realizaba en cartulinas y con posticks, y éstos se me perdían a cada rato. Pero encontré una aplicación que es muy famosa, la cual simula este ejercicio de forma digital, su nombre es Trello. 

Las ventajas de usar Trello es que puedes generar múltiples tableros y en las tarjetas de las actividades puedes ir agregando notitas. Esto para mí es de gran ayuda porque además de ponerlas por ejemplo en el estado de “haciendo”, puedo ir escribiendo mi avance y si por algún momento tengo que suspender la actividad, cuando la retome puedo estar segura en qué punto me quedé. Además si trabajas en equipo, pueden trabajar en conjunto e ir nombrando a los integrantes en las tarjetas que ellos deben realizar.

Este es uno de mis tableros en Trello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *